¿Es normal que un adulto mayor se sienta deprimido? ¿Cuál es la diferencia entre sentirme triste o estar en una depresión? ¿Qué tan cierto es que esta enfermedad es característica de esta etapa? Estas y otras inquietudes resuelve la doctora Nohemí Holanda Fonseca, geriatra y especialista en medicina interna al hablar sobre la depresión.
 
La tercera edad se caracteriza por muchas pérdidas, sobre todo de familiares. Por ello es importante que los adultos mayores -pero sobretodo familiares, amigos y cuidadores- aprendan a identificar cuáles son las emociones que percibimos en ellos ya que una tristeza no lo sigue siendo después de 15 días; y cuando hablamos de duelo el tiempo máximo, según los especialistas, se debe superar son 6 meses.
 
“Las manifestaciones de los pacientes mayores difieren mucho de los pacientes más jóvenes. Ya que los adultos mayores tienden más a somatizar, se presentan con otras quejas físicas. La depresión es una enfermedad curable pero no es normal que sea un anciano se sienta deprimido, esto es un tabú”, comenta la especialista.
 
Por ello, es muy importante que invites a los adultos mayores a que se mantengan activos a través de distintas actividades. El círculo familiar es de vital importancia para acompañarlos en esta etapa de la vida.
 
 Escucha todos los consejos en esta emisión y agenda una cita con la doctora Nohemí Holanda Fonseca en el 31 22 89 67 o acude a su consultorio ubicado en avenida Guadalupe 4083.
De izquierda a derecha: Li. Haydee Olmos, Dra. Geriatra Nohemi Holanda Fonseca y Dr. Geriatra Juan Pablo Ledesma Heyer.
Compartir
Artículo anteriorPrescripción inadecuada de medicamentos
Artículo siguienteSueños mayores
Juan Pablo Ledesma Heyer - Médico internista y geriatra certificado autor de la "bitácora del adulto mayor y sus cuidados", co-autor del libro "no me acuerdo: el verdadero paciente tras la enfermedad de Alzheimer". Consulta privada en Guadalajara, Jalisco (México). Conferencista, locutor, profesor. Miembro activo de la Sociedad de Geronto-Geriatría de Jalisco y del Colegio Nacional de Medicina Geriátrica.

¿Requieres más información? ¿Tienes alguna duda? ¡Contáctanos!