El taichí es un ejercicio milenario, seguro para los adultos mayores basado en movimientos lentos y en respiraciones profundas. Se ha demostrado su beneficio para mejorar la calidad del sueño en adultos sanos, así como también mejoría en algunos aspectos de enfermedades pulmonares, problemas de equilibrio y enfermedad de Parkinson.

Más del 25% de los adultos mayores con deterioro cognitivo tienen alteraciones del sueño, especialmente la inversión del ciclo-sueño vigilia. Pero cuando se les prescriben medicamentos para inducir el sueño dichas personas pueden tener caídas, somnolencia excesiva y otras alteraciones que traigan complicaciones más costosas para la salud de la persona, tales como una fractura de cadera.

La práctica del tai chi se basa en movimientos lentos y respiraciones profundas que mejoran el equilibrio, la concentración y el sueño.

En un estudio reciente se reclutaron adultos mayores de 60 años con problemas de memoria (deterioro cognitivo) y alteraciones en la calidad del sueño.

Fueron sometidos a ejercicios de taichí durante 60 minutos, 2 veces por semana, durante 2 meses. Lo que más llamó la atención en este estudio es que en haciendo taichí se aumentó la duración del sueño en 48 minutos y la eficiencia del sueño mejoró en casi 10%.

Al parecer son los ejercicios lentos de intensidad baja a moderada, acompañados de respiraciones diafragmáticas profundas y la relajación que se logra practicando el taichí, los elementos que mejoraron la calidad del sueño.

Ahora lo sabes, muy cerca de tu casa pueden existir clases o grupos de taichi. No se trata de cambiar de filosofía de vida ni tampoco de religión. Sólo aprovecharemos los beneficios físicos que la práctica del ejercicio nos brinda.

¿Requieres más información? ¿Tienes alguna duda? ¡Contáctanos!