Es cierto que la Gerontología es la disciplina que estudia el proceso de envejecimiento y todos los fenómenos asociados a este. Trata de  observar y analizar a la persona envejeciente desde el punto de vista ecológico, biológico, psicológico, social y espiritual, además de brindar una atención a través de la gestión, promoción y prevención de eventos en pro al envejecimiento activo y saludable.

De acuerdo a lo anteriormente establecido podemos dar cuenta que tan importante es que la gerontología esté presente en la unidades de primer nivel de atención a la  salud, así mismo reconocer las acciones que puede realizar en concordancia a un equipo multidisciplinario para mejorar la calidad de vida de la persona envejeciente.

Dentro del contexto de prevención y promoción a la salud en las unidades del primer nivel de atención, la gerontología es una cuestión multidisciplinar en la que acoge diversos conocimientos de otras ciencias y especialidades tales como la psicología, medicina geriátrica, sociología, enfermería, nutriología, entre otras.

El trabajo en equipo es necesario para dar una mejor atención integral al adulto mayor

Aclarando en este caso que el experto de la gerontología a lo que denominamos como gerontólogo,  no  pretende sustituir o realizar las funciones de los demás profesionales de salud que no competen, sino más bien es que el gerontólogo enriquezca y adapte la información a través de sus valoraciones e intervenciones, es por ello que se tiene la intención de ir a la par con cada especialista para mejorar la calidad de vida y así promover el envejecimiento exitoso y saludable.

Ahora bien, también resulta importante aclarar que el gerontólogo realiza específicamente las siguientes funciones que se consideran principales:

  • Realizar valoración Gerontológica integral con la batería clinimétrica a los pacientes.
  • Elaborar el diagnóstico gerontológico de cada paciente.
  • Realizar capacitación al personal en materia de vejez y personas adultas mayores  (PAM).
  • Se coordina con el médico y otros profesionales de la unidad para informar los casos de PAM enfocando a una mejor atención integral.
  • Capacitar a cuidadores primarios no formales de PAM, con aspectos básicos y relevantes.
  • Realizar talleres de educación para la salud y de otros temas para las PAM y atención al proceso de envejecimiento con invitados expertos en el tema a abordar.

Es de vital importancia implementar acciones que tomen en cuenta a las PAM desde una perspectiva biopsicosocial, para poder intervenir de manera eficiente y efectiva transformando al adulto mayor en una persona consciente, activamente participativo y responsable en su atención física, mental y social, así como convertirse en alguien empoderador y  transmisor de conocimientos y experiencias a su familia, resaltando siempre en las unidades de primer nivel de atención que es importante tomar en cuenta que el adulto  mayor debe ser  un  agente social de cambio familiar y comunitario que ayuden a mejorar y mantener la buena salud y calidad de vida.

¿Requieres más información? ¿Tienes alguna duda? ¡Contáctanos!