Las caídas son un síndrome geriátrico. Repasemos qué es un síndrome geriátrico:  Normalmente se llama síndrome cuando debido a una alteración en particular se desencadenan en consecuencia muchas otras alteraciones, como por ejemplo cuando hay deficiencia de hierro, en consecuencia puede haber debilidad, palidez, fatiga, falta de aire, desmayos, palpitaciones y todo lo que constituye un síndrome anémico por falta de hierro, por ejemplo.

En geriatría se conjuntan múltiples condiciones de salud que interactúan entre sí para producir un evento único llamativo, por ejemplo una caída, un estado de confusión mental o un cuadro de incontinencia urinaria.  Es decir, hay en la persona muchos factores de riesgo tanto internos a su organismo dados por el envejecimiento y las enfermedades, como también hay factores de riesgo que son externos a su cuerpo y que al mezclarlos producen un evento que nos llama la atención, porque no es normal y eso afecta la calidad de vida y el estado de salud de la persona.  Esto es lo que conocemos como síndrome geriátrico, y hoy hablaremos de las caídas.

Las caídas en personas mayores ocurren con frecuencia y son los principales factores que amenazan su independencia. La OMS (Organización Mundial de la Salud) la define como la consecuencia de cualquier acontecimiento que precipite a la persona al suelo contra su voluntad: es una precipitación al suelo, repentina, involuntaria, insospechada, con o sin lesión secundaria.

Cuando ocurren más de 2 caídas en un año lo llamamos síndrome de caídas, pero cuando ocurre la primera caída debemos comenzar a actuar para prevenir más.

Las caídas suelen pasar desapercibidas debido a que el paciente nunca lo  menciona  al cuidador, no hay daño en el momento de la caída, porque el médico no lo suele preguntar y por creer erróneamente que las caídas son una parte inevitable del proceso de envejecimiento.

El gran problema es que cuando alguien cae nos enfocamos en el tratamiento de las consecuencias (una herida, golpe o fractura), pero el tratamiento no incluye la causa.

Las caídas son la primera causa de lesiones no fatales y a 5ª causa de muerte en ancianos. El 40 % sufren lesiones  menores  (golpes, raspaduras), un 6%  lesiones  mayores ( fracturas, trauma craneal) aunque si la persona se encuentra viviendo en un asilo dichas lesiones mayores  ascienden  a 30%. Pero sólo un 5% de las caídas llevan a la hospitalización de una persona, por eso la gran mayoría de las caídas puede pasar desapercibida.

Muchas situaciones que predisponen a las caídas son modificables. La aparición de caídas aumenta con la edad y varía de acuerdo a la condición de vida.

El gran impacto es porque disminuye el estado funcional, aumenta la probabilidad de institucionalizarse, porque aumenta el uso de los servicios médicos, muchos no recuperan   el estado  funcional que tenian previo a la caída.

Cuando el tiempo de permanencia en el sueño  es más de 1hr se aumenta el riesgo de debilidad, enfermedad, aislamiento social, miedo a caer, daño muscular, neumonía, úlceras por presión, deshidratación, hipotermia y depresión.

geriatria en mexico
Un sitio frecuente de caídas en el anciano es el sanitario.

¿Cuáles son las Causas? Generalmente no se  deben a una  causa única y sucede  cuando los mecanismos que mantienen el equilibrio de nuestro cuerpo se pierden ya sea por causa aguda o crónica.

Tienen más riesgo las personas si ya se han caído anteriormente, si hay debilidad de las piernas, si son de mayor edad, del sexo femenino, con deterioro cognitivo, con problemas de equilibrio o si usan medicamentos que afecten el funcionamiento cerebral.

La deambulación y el riesgo en una persona mayor para caerse depende de la interacción de la movilidad articular, de su actividad muscular y de la percepción visual, auditiva y propioceptiva.

El sitio de la caída, ya sea en interiores o al aire libre, también puede ser un factor en la identificación de factores de riesgo. Las caídas interiores tienden a ocurrir en personas frágiles, mientras que cae al aire libre tienden a ocurrir en personas más jóvenes activos.

El miedo a caer se presenta hasta en 30% de los ancianos que caen. En un síndrome post caída o síndrome de miedo a las caídas existe: falta de confianza, dudas, menor movilidad y disminución en la independencia.

 

EnVejezSer Tema 4: Sindrome de caídas

Posted by Radio Maria en México on Friday, January 4, 2019

Compartir
Artículo anteriorAspectos generales sobre la geriatría
Artículo siguientePSICOGERONTOLOGÍA: LA SALUD MENTAL EN LA VEJEZ
Juan Pablo Ledesma Heyer - Médico internista y geriatra certificado autor de la "bitácora del adulto mayor y sus cuidados", co-autor del libro "no me acuerdo: el verdadero paciente tras la enfermedad de Alzheimer". Consulta privada en Guadalajara, Jalisco (México). Conferencista, locutor, profesor. Miembro activo de la Sociedad de Geronto-Geriatría de Jalisco y del Colegio Nacional de Medicina Geriátrica.

¿Requieres más información? ¿Tienes alguna duda? ¡Contáctanos!