A veces quisiéramos escuchar a médicos con frases como: fumar previene el cáncer, comer hamburguesas te hace bajar de peso, ser sedentario mejora tu capacidad física y otras paradojas. Lo que ahora compartiremos parece ser real: tomar vino tinto puede prevenir la demencia tipo Alzheimer; enfermedad que representa el 65% de los casos de demencia en el mundo, causa de discapacidad y dependencia entre las personas mayores y de gran impacto físico, psicológico, social y económico para toda la sociedad.  Según la OMS, cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos de demencia a nivel mundial.

 

Aunque no se tiene identificada la causa del Alzheimer, es probable que sea el amiloide acumulado y depositado fuera de las neuronas uno de los fenómenos más importantes en el mal del olvido.  El amiloide es una proteína formada normalmente en nuestro cerebro pero que cuando se procesa de forma errada deja de tener su función benéfica y se acumula impidiendo la comunicación entre neuronas.

La ingesta de una dieta baja en calorías disminuye en animales la formación de amiloide y el desarrollo del Alzheimer, tal vez a través de la activación de sirtuinas, enzimas que regulan la trascripción de genes y que pueden ser activadas tanto por la restricción calórica como por el resveratrol, uno de los antioxidantes más prometedores.

El resveratrol se presenta de forma natural en algunas plantas como respuesta a la agresión de algunos hongos.  Tiene capacidades antioxidantes de interés para la salud humana pues en animales ha disminuido la aparición del cáncer, enfermedades neurodegenerativas, aterosclerosis y otras más.  Podemos encontrar resveratrol en las uvas, moras, arándanos y frambuesas; así como en menor cantidad en el cacahuate,  el cacao y el chocolate negro.

 

En las uvas el resveratrol se encuentra en la piel principalmente. En la uva moscatel también se encuentra en las semillas. La cantidad de resveratrol en un vino depende del tiempo que pasa la piel de la uva en el proceso de fermentación.  Por otra parte, el resveratrol que se vende en forma de suplementos suele ser un extracto purificado del centidonia japonés (Polygonum cuspidatum), una planta ornamental de distribución mundial.

 

Actualmente se lleva a cabo un estudio en humanos para saber si el Alzheimer se puede prevenir o atenuar una vez presentado. Necesitamos esperar algunos años más para saber el resultado aunque es un tratamiento prometedor pues ya se sabe que el resveratrol logra llegar al cerebro, sus niveles se detectan en el líquido cefalorraquídeo, los efectos secundarios son mínimos y actúa frente al amiloide cerebral.

 

Por lo pronto podríamos brindar con un buen vino tinto a nuestra salud y por la prevención de las demencias. Aquí no te diremos qué marca comprar, pero al parecer las uvas de las variedades Pinot Noir y St. Laurent son las que concentran mayores cantidades de resveratrol. Recuerda, lo que se recomienda es una copa de 150 ml (5 oz) al día únicamente.

 

 

¿Requieres más información? ¿Tienes alguna duda? ¡Contáctanos!